-

Disciplinas Espirituales por el Pastor Jonathan Muñoz

Estimados hermanos, les compartimos la reflexión del Pastor Jonathan Muñoz acerca de las Disciplinas Espirituales y de lo que significa su práctica en la vida de un cristiano.
Les rogamos que compartan este video entre su comunidad, amigos y familiares.
Que Dios les bendiga.

- -

Comunicado oficial del H. Sínodo de la IPCH acerca del Plebiscito

                                                                                                    26 de septiembre de 2020

Esforcémonos por mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” – Efesios 4.3

Consejos, oficiales y miembros
de la Iglesia Presbiteriana de Chile
Presente.

Amados hermanos y consejos de la Iglesia Presbiteriana de Chile:
Les saludamos afectuosamente en el amor que nos prodiga nuestro compasivo Padre Celestial y en la comunión que tenemos por el Espíritu Santo.

Mediante la presente venimos a Uds., por mandato de la Asamblea ordinaria del H. Sínodo de la Iglesia Presbiteriana de Chile ocurrida el pasado mes de febrero del presente año 2020, a hacer público y explícito nuestro compromiso como Iglesia Presbiteriana de Chile de mantener la postura y visión que nos ha caracterizado como reformados por más de 152 años de historia en este país, especialmente en el actual contexto, en el que nos encontramos ad-portas de un plebiscito para aprobar o rechazar un proceso constituyente en Chile.

MEDIANTE LA PRESENTE REAFIRMAMOS LO QUE HASTA AQUÍ NOS HA CARACTERIZADO:

1.- La Iglesia Presbiteriana de Chile tiene como misión “rendir culto a Dios en espíritu y en verdad, predicar el evangelio de Jesucristo, trabajar por la extensión del evangelio dentro y fuera del país, administrar los sacramentos del bautismo y la santa cena, ejercer la disciplina con el fin de preservar la verdad cristiana y efectuar obras de acción social según las ordenanzas divinas” (art. 7, Estatuto de la IPCH).

2.- La Iglesia Presbiteriana de Chile confiesa que, si bien “todo el consejo de Dios tocante a todas las cosas necesarias para Su propia gloria y para la salvación, fe y vida del hombre es, o expresamente expuesto en las Escrituras o se puede deducir de ellas por buena y necesaria consecuencia”, sin embargo, “hay algunas circunstancias, (…) comunes a las acciones y sociedades humanas, que deben arreglarse conforme a la luz de la naturaleza y de la prudencia cristiana, pero guardándose siempre las reglas generales de la Palabra” (Confesión de Fe de la IPCH: cap. I, párr. VI).

3.- La Iglesia Presbiteriana de Chile confiesa, asimismo, que “sólo Dios es el Señor de la conciencia y la exime de las doctrinas y mandamientos de hombre que son en algo contrarios a su Palabra o pretenden sustituir a ésta en asuntos de fe o de culto.” (Confesión de Fe de la IPCH: cap. XX, párr. II).

4.- Del mismo modo, nuestra Iglesia declara que “Dios, el Rey y Señor Supremo de todo el mundo, ha instituido a los magistrados civiles para que estando debajo de Él, estén sobre el pueblo para la gloria de Dios y el bien público; y con este objeto les ha armado con el poder de la espada para que defiendan y alienten a los que hacen bien, y castiguen a los malhechores”. Junto a esto confesamos que “es lícito a los cristianos aceptar y desempeñar cargos públicos en el gobierno civil cuando sean llamados para ello; y en el desempeño de su cargo deben especialmente mantener la piedad, la justicia y la paz, según las sanas leyes de cada cuerpo político” (Confesión de Fe de la IPCH: cap. XXIII, párrafos I y II).

Debido a lo recién expuesto hacemos presente que no forma parte de la misión de la Iglesia Presbiteriana de Chile ni de sus deberes el orientar a sus miembros – ni a ningún ciudadano chileno – acerca de por cuál opción votar en el próximo plebiscito nacional del 25 de octubre de 2020, toda vez que no se está decidiendo por sí mismo el estar en contra ni a favor de alguna doctrina o valor que explícitamente enseñe la Escritura. Por lo tanto, recordamos que cada miembro de la IPCH puede decidir libremente conforme a Su conciencia y a la libertad que Cristo conquistó para nosotros por Su Evangelio.

Del mismo modo, recordamos la libertad que cada miembro y oficial de la IPCH tiene para participar, en las esferas de la sociedad civil y del estado, en este proceso, mediante campañas, organizaciones ciudadanas, asambleas, etc. pero siempre respetando la conciencia de los demás y jamás haciendo uso de las instancias propias de la esfera eclesiástica para promover sus preferencias.

Finalmente, aclaramos que esta CE del H. Sínodo se ha abstenido y seguirá absteniéndose de participar en foros, asambleas u otras instancias similares que tienen el fin de abordar la temática del plebiscito para un proceso constituyente en representación de la Iglesia Presbiteriana de Chile; exhortamos encarecidamente a los demás consejos y CE de nuestra Iglesia a hacer lo mismo. Sin embargo, a los oficiales como individuos, les recordamos que pueden ser parte de instancias para emitir su opinión o comprometer su participación ciudadana siempre y cuando sea sólo a título estrictamente personal y jamás como representantes de sus consejos ni menos de la Iglesia Presbiteriana de Chile.

Sin otro particular, nos despedimos en el amor de Jesús el Cristo, Señor y Rey que murió y resucitó, que está sentado a la derecha de Dios Padre y que pronto volverá para consumar Su Reino que no tendrá fin,

Rev. Christian Contador C.                                                              Rev. Daniel Vásquez U.
    Secretario Ejecutivo                                                                                  Moderador
    H. Sínodo de la IPCH                                                                           Sínodo de la IPCH

 

 

- - -

JÓVENES PRESBITERIO SUR: El Amor en Orden

Al encuentro, realizado entre el 4 y 5 de septiembre, participaron en promedio 80  jóvenes tanto del presbiterio sur, como también algunos invitados de otros presbiterios y de otras denominaciones. 

Aunque el nombre del encuentro de jóvenes se haya llamado “Amor Desordenado”, la instancia tuvo el propósito de llamar, precisamente, al orden los sentimientos y emociones que experimentamos al momento de relacionarnos con el mundo, en términos de  personas, ideologías y objetos.

Tal como señaló Guillermo Carrasco de Misión Reforma, en el encuentro se habló de idolatría. Cuando nos alejamos de Dios por querer definir nuestra vida en base a lo que nuestro corazón caído nos dicta, estamos conformando un corazón desordenado, explicó Guillermo en la apertura del Encuentro vía Youtube.

La modalidad del encuentro se estructuró en torno a bloques expositivos y en talleres en donde cada grupo trabajó un set de preguntas relacionadas a los temas expuestos, los que fueron : Ídolos del corazón, Autoestima e Identidad, El ser Social y,  finalmente, Homosexualidad.

El Pastor Carlos Parada expuso el tema “Ídolos del corazón”; el Pastor Rolando Zapata, “Autoestima e Identidad”; el Pastor Diego Villarroel, “El ser social”, y el Pastor Jonathan Muñoz, ” Homosexualidad”.

El factor común a estos temas fue el corazón, porque es en el donde reside nuestra obediencia o rebeldía a Dios.

En tal sentido, hablar de “Ídolos del corazón” fue explicitar las motivaciones ocultas en el corazón y que nos guían a buscar satisfacción en las cosas materiales, lejos de Dios.” Autoestima e Identidad”, llevó a los jóvenes a reflexionar que el construir nuestra identidad en Cristo significa  adherir y comprometerse  a vivir conforme a los preceptos de Dios. “El ser social”, en tanto, exploró de manera práctica el cómo desarrollar relaciones sociales sanas en las que sus participantes se entreguen en pro del otro.  Y finalmente la exposición “Homosexualidad” donde a la luz de la Palabra se revisó el homosexualismo en función de la ideología, la identidad y la inclinación.

EVALUACIÓN 

Para el equipo de hermanos de Misión Reforma la evaluación del Encuentro es positiva. Lo primero fue la participación que alcanzó en promedio a 80 participantes, teniendo una cifra de 120 inscritos, que incluyó a hermanos de otros presbiterios y de otras denominaciones.

Y lo segundo tiene que ver con la posibilidad de promover a futuro nuevos encuentros vía telemática. Tal como dice el hermano Guillermo Carrasco la tecnología les ayudaría a aumentar significativamente la participación de más Iglesias del Presbiterio, dado a que la distancia es un factor determinante a la hora de convocar encuentros de esta índole. ” Por la recepción que tuvimos en esta convocatoria esperamos, Dios mediante, realizar en el corto plazo más reuniones. Estamos seguros que ayudarán a consolidar,  aún más, al departamento presbiterial de jóvenes”.

 

 

 

 

 

-

Mujeres Presbiterio Centro Sur: La prioridad número uno es el Señor

Para este encuentro las hermanas de San Fernando tuvieron la tarea de organizar la reunión que se realizó el sábado pasado (5 de septiembre) vía telemática, el que estuvo dirigido por Sara Vidal, Directora del Departamento de Mujeres de dicha Iglesia.

Tras un momento de alabanza y de oración, fue el turno del Reverendo Christian Contador, Asesor Presbiterial, quien meditó en la historia de Marta y María cuando fueron visitadas por Jesús (Lucas 10:38-41).

En su reflexión el Reverendo alentó a las hermanas a reconocer, primero, una gran verdad. “En Cristo ya no hay diferencias. Para nuestro Señor tanto los hombres como las mujeres tienen el mismo valor y usted, querida hermana, tiene un rol que Cristo le ha dado y que debe desarrollar”, dijo.

Respecto a los afanes de Marta, y en los cuales pudieran verse reflejadas, llamó a las hermanas a reconocer lo importante y a no permitir que las preocupaciones que nublaron a Marta las distraiga de la prioridad número uno de sus vidas. “¿Cuál es la primera prioridad? Pasar a solas con el Señor en un tiempo de oración y de lectura devocional de su Palabra, porque la mujer sabia es quien teme, reverencia, al Señor”, explicó.

“Hermana, no se angustie por el mañana, preocúpese del aquí y el ahora. Busque a Cristo y aprenda del Él para luego servir a los que necesitan ser servidos”, motivó el Pastor Christian. 

 

Tras este emotivo mensaje, las hermanas conocieron el testimonio de Adelina Vivallo, enferma crónica  EPOC, quien a sus 90 años resistió una crisis respiratoria. “No puedo callar esto. El Señor ha hecho posible que esté con vida”, compartió Adelina al grupo de hermanas.

Damos gracias a Dios porque ha sido su Gracia lo que ha consolidado y sostenido a este grupo presbiterial.

 

-

Jóvenes Presbiterio Centro: Disciplinas Espirituales

En el Encuentro se profundizaron los temas tratados en el retiro de  verano y que tiene que ver en cómo adoptamos las disciplinas espirituales a nuestra vida, a nuestra cotidianidad. 

Cerca de 70 jóvenes se conectaron en línea para seguir creciendo, y aprendiendo, las ideas que se derivan de un corazón que ama a Cristo, de un corazón que anhela reflejarlo.
.
“En esta oportunidad se pensó en una espiritualidad más integral, más conectada con el tiempo de confinamiento en el que vivimos”, comento Luis Pino, Director Presbiterial.

Teniendo como eje fortalecer la espiritualidad, se realizaron talleres orientados hacia la misericordia, el cuidado del cuerpo, de las emociones y las disciplinas espirituales, instancias que apelaron a mover los “corazones” de los jóvenes que se inscribieron en ellos de acuerdo a sus intereses.

Tal como comentó el  Asesor del Departamento, Pastor Jonathan Muñoz, en la presentación de su taller, “Disciplinas espirituales”, una disciplina espiritual no implica hacer esfuerzos personales para luego recibir los beneficios y bendiciones de parte de Dios. ” Las disciplinas espirituales no tienen que ver con conductas externas, sino en cómo respondemos personalmente a la Gracia de Dios ante el amor que Él nos da”.

Disciplinas espirituales como el orar, leer la Biblia y socializar en una comunidad de fe ( la Iglesia), tienen un factor común de acuerdo al Pastor Jonathan Muñoz. ” Una disciplina espiritual verdadera significa dejar de hacer cosas marcada por nuestros intereses. En la oración es transferirle el control de nuestras vidas a Dios. En la lectura de su Palabra, es adoptar los pensamientos de Dios dejando de lado los míos. Y en la vida comunitaria, significa abandonar mi autosuficiencia y buscar en  mis hermanos la ayuda para disciplinar mi corazón”. 

De igual manera en el taller “Practica la misericordia”. Tal como lo expresó el Pastor Eduardo Tapia en su presentación:  “La misericordia es un mandato de Dios que nos lleva a mostrar las marcas del Reino de los Cielos. Para el cristiano la misericordia no es una opción, es una obligación, porque Jesús la tuvo de nosotros. Ama la misericordia y cuídala en hacerla”, expresó.

En tanto, los talleres “Cuida tu cuerpo”, dictado por el Pastor Diego Villarroel,  y  “Cuida tus emociones”, por la hermana Chally Herrera,  fueron instancias que a la luz del Evangelio dieron a conocer que el gran sustentador de nuestro cuerpo y emociones es el Señor quien, además, está atento a nuestras necesidades y es deber personal en entregarle a Él nuestras aflicciones e inquietudes.

Que Dios siga dando creciendo y sabiduría a los jóvenes de este Presbiterio.

 

- -

Asamblea en el Presbiterio Sur

Ardua, pero bendecidas jornadas de trabajo tuvieron nuestros hermanos del Presbiterio Sur en su Asamblea Ordinaria, la que se realizó el 14, 15 y 22 de agosto.

 

Tal como señaló el Moderador del Presbiterio Sur, Reverendo Diego Villarroel P., en dichas instancias se conocieron de los avances de las Comisiones, se vieron temas administrativos y se pronunciaron acerca de las candidaturas de hermanos.

Tal fue el caso del candidato al Sagrado Ministerio, Presbítero Juan Villanueva. La asamblea presbiterial aprobó satisfactoriamente su examen para Ordenación, junto a su año de práctica realizado en la Primera Iglesia de Temuco, “Cristo El Salvador” y en la Plantación de la IPCH en la ciudad de Los Ángeles.

Terminado el examen, y continuando en esta misma línea,  la Asamblea aprobó los informes presentados por los tutores de los seminaristas Eliud Madrid (Primera Iglesia de San Carlos ) y Saúl Ovalle (Primera Iglesia de Concepción), quienes son candidatos a la Licenciatura. De igual forma, la Asamblea se pronunció respecto de la candidatura del hermano Guillermo Carrasco.

El sábado 22 de agosto, en la tercera instancia de reunión, la Asamblea conformó una Comisión que evaluará (inicialmente) el mejoramiento de la infraestructura de “El Cardal” como también prospectará un modelo de autosustentabilidad para este recinto.

Por su parte, la Comisión Ejecutiva del Presbiterio Sur entregó a los Consistorios un primer documento consolidado respecto a la Ordenación Femenina. Asimismo, la Comisión de Vocación y Plantación presentó su texto borrador en el que propone los protocolos para evaluar a candidatos a Oficiales y Pastores, como también el proceso que debe seguir una plantación que se proyecta a ser organizada como Iglesia de la IPCH.

Al finalizar esta nota, el Reverendo Diego Villarroel P. señaló que se fijó una fecha tentativa para oficiar la Ordenación e Instalación del hermano Juan Villanueva en Temuco. “Tenemos como primera fecha el 24 de octubre, y desde ya estamos sujetos a flexibilizar nuestros propósitos de manera de no transgredir las medidas sanitarias que imperan en el país por causa de la pandemia”. 

Damos gracias al Señor por cómo Él ha conducido la marcha de las Iglesias de este Presbiterio y tengamos, asimismo,  en oración a nuestros queridos hermanos del sur.

 

 

-

Feliz Aniversario

Saludamos a nuestros queridos hermanos de esta amada Iglesia.
Que la sabiduría del Señor sea con su consistorio, familia  pastoral, miembros y adherentes.

- -

Presbiterio Centro Sur celebró Asamblea ordinaria

En ella se revisó la marcha de las Iglesias de este Presbiterio en un tiempo que ha sido complejo y que, sin embargo, ha dejado aprendizajes significativos.

Así lo mencionó el Moderador de la Mesa Ejecutiva, Reverendo Pastor Christian Contador C, en su devocional al inicio de la jornada del sábado 15 de agosto. “Estamos llamados a seguir haciendo Iglesia, a seguir preocupándonos por  nuestros hermanos, no importan las circunstancias externas. De igual manera, tenemos que seguir aprendiendo nuevas formas de hacer Iglesia”, instó en su meditación.

Tras el devocional, se revisó el quehacer Iglesia por Iglesia. De acuerdo a la Secretaria Ejecutiva, Presbítero Elisa Molina P, hay más aspectos positivos que negativos a la hora de evaluar. “Si bien sabemos lo difícil que ha sido para todos sobrellevar la pandemia, las Iglesias no han decaído en su interés por reunirse y adorar al Señor. Hemos descubierto una nueva forma de hacer Iglesia a la cual los hermanos han respondido con fidelidad y compromiso”.

Y concluyó: “Al término de la Asamblea nos quedamos con el desafío de seguir haciendo más actividades. Si vemos lo positivo de la pandemia, podemos decir que hemos valorado aún más el trabajar por nuestra Iglesia”.

-

Feliz cumpleaños Chiguayante

Que Dios sea bendiciendo al Consistorio, a la familia pastoral, a sus miembros y adherentes en este nuevo año de vida eclesial.

-

Hombres Presbiterio Centro: Conversación en tiempos de pandemia

No se trató de conversar sobre las historias que los noticieros nos cuentan día a día; sino de verlas desde la Palabra de Dios. Y para esta ocasión,  la primera reunión Presbiterial de Hombres del Presbiterio Centro, celebrada el 25 de julio,  se invitó al Pastor Sebastíán Romero quien exhortó a los hermanos en el Salmo 91.


Ante la adversidad y las pruebas que nos impone este tiempo de pandemia  el Pastor Sebastíán Romero llamó a los participantes a refugiarse en el Evangelio, “Cristo es nuestro refugio, volvamos nuestra mirada a Él. Por muy amenazante que sea nuestro caminar no olvidemos que nuestra seguridad está en Cristo, porque Él es la promesa de vida eterna. Dobleguemos nuestros corazones, doblemos nuestras rodillas”, señaló.

Después de este tiempo de exhortación, los hermanos se dividieron en grupos para trabajar en preguntas dirigidas a propósito de lo expuesto en el Salmo 91. Tras un tiempo de reflexión se hizo una conversación general en donde se resumieron las conclusiones hechas por cada grupo.

Es cierto, el confinamiento, las responsabilidades laborales y familiares han mellado la voluntad y los corazones. Pero mirado desde la perspectiva de la Palabra de Dios, estamos convencidos que Él ha usado este tiempo para disciplinarnos  porque Él es un  Dios Soberano, que sigue fiel al Pacto y que nos ama misericordiosamente. Fueron el tenor de las reflexiones compartidas en el plenario.

En la reunión se presentó también la experiencia de la Fundación Prójimo en el Campamento Jerusalén de Batuco. El hermano Sebastián Ramírez contó de los avances y, por cierto, de las necesidades materiales, de alimento, y también espirituales que se requieren cubrir. “Los invito a participar de esta iniciativa y a tenernos en sus oraciones”, dijo al término de su exposición.

 

 

-

Presbiterio Quinta Región: Celebró Asamblea Extraordinaria

El 1 de agosto el Presbiterio Quinta Región celebró una Asamblea extraordinaria en la que se revisaron los avances y la gestión de Departamentos y Ministerios durante el primer semestre.

De acuerdo al Moderador, Presbítero Ricardo Vásquez U., las iglesias del Presbiterio han seguido realizando sus actividades de forma virtual. “Se ha logrado mantener equilibrado el nivel de ingresos y gastos. Se ha aprovechado bien las opciones que da la conexión en redes sociales y plataformas digitales, lográndose una alta conexión en cultos y reuniones de departamentos”, señaló 

 

-

Mujeres Presbiterio Centro Sur: “Arraigadas en Cristo”

Tal como se acordó al finalizar la primera Reunión Presbiterial de julio pasado, el Departamento Femenino de la Iglesia “Divino Salvador” (Rancagua) se encargaría de organizar y convocar a las hermanas del Presbiterio Centro Sur a la segunda reunión. Y así se hizo el sábado pasado -1 de agosto. Y por Gracia de Dios hubo edificación y crecimiento.

Tras los saludos y la alegría de verse, al menos digitalmente a través de la plataforma-, las hermanas alabaron al Señor y escucharon el mensaje que Maribel Henríquez, Directora del Departamento Femenino de la 1° Iglesia de Rancagua “Divino Salvador”, preparó para la ocasión. Y para ello,  dio lectura a la Carta de Colosenses, capítulo 2, versículos del 6 al 10.

En su meditación llamó y motivó a las hermanas a cultivar una vida arraigada en Cristo. ” Debemos apreciar la Gracia de Dios, la Salvación que se nos ha regalado, tenemos que andar con gratitud y humildad”, señaló en el contexto del versículo 6.

Ante las influencias de los pensamientos que imperan hoy en la sociedad, la hermana llamó a centrar los corazones en Cristo. ” Fijemos nuestra felicidad en Cristo. No busquemos en el mundo lo que no tenemos.  Tenemos que buscar a Cristo, porque en Él reside el privilegio de la Salvación y la plenitud de Dios”. 

Después el asesor pastoral del Departamento Presbiterial, Reverendo Christian Contador, entregó un mensaje edificador a las participantes. ” Si hay algo que podemos sacar en limpio de esta pandemia es que la alabanza y la adoración parte en casa. La familia que adora al Señor permanece fiel”.

Y agregó: “Espero que este tiempo nos haya remecido, hermanas queridas,  y que entendamos que el camino del Señor es difícil , pero es el único que lleva a la vida eterna”. 

En el último segmento de la reunión se escuchó el testimonio de la hermana Alejandra Soto, quien contó su experiencia con el coronavirus. “Nos enfermamos gravemente mi esposo y yo, mis hijos levemente. Fueron momentos oscuros. Pero aún así clamaba a Dios por misericordia. Hoy puedo decir que el Señor nos sustentó y que Él se glorificó en nuestra debilidad”.

Damos gracias a Dios, porque ha dado la perseverancia a nuestras hermanas para reunirse y edificarse con la Palabra. A seguir perseverando.

 

-

PRESBITERIO CENTRO SUR: Unidas en Jesucristo

 

Las mujeres del Presbiterio Centro Sur tuvieron su encuentro Presbiterial el pasado sábado- 4 de julio- , convocatoria en la que no solo participaron representantes de todas las Iglesias locales del Presbiterio, también se sumaron algunas amigas que si bien no son de Iglesia aceptaron el desafío de participar de esta reunión.

Bajo el lema “Unidas en Jesucristo”, Ana Cifuentes San Martín, Directora Presbiterial y miembro de la Iglesia San Pablo (Curicó), dio inicio al encuentro leyendo en el Salmo 144.

El devocional, en tanto, estuvo a cargo de la hermana Raquel Contreras, Sub Directora Presbiterial y también miembro de la Iglesia San Pablo (Curicó). Luego de leer la Palabra en Isaías 26, versículos 1 al 10, Raquel motivó a las participantes a considerar este tiempo de pandemia como un periodo en el que tenemos que volvernos a Dios.

“El mensaje de Isaías 26 nos sigue hablando hoy”, clarificó Raquel. “Es tiempo de cambios para crecer en la comunión con nuestro Señor Jesucristo. Que todo lo que tengamos que enfrentar nos ayude a cumplir con el propósito que Él tiene pensado para nuestras vidas. Dios tiene un propósito para cada una de nosotras y cuando todo esto pase tendremos un espíritu fortalecido”, agregó.

Terminado el devocional, las hermanas conocieron el testimonio de Marcela Morales quien, pese a enfrentar una dura enfermedad, animó a las hermanas a confiar en el poder del Señor y a vivir con esperanza en Cristo.

Damos gracias a Dios por esta reunión y rogamos que Él siga bendiciendo con inteligencia y sabiduría al Departamento Presbiterial de Mujeres.

-

Papás y mamás de adolescentes en modo capacitación

Ser adolescente es un privilegio, aunque la literatura y el sentido común digan lo contrario. En lo que sí debemos concordar es que es una etapa difícil. Y se torna más compleja cuando los adolescentes comienzan a interactuar de manera autónoma, más independiente de sus padres, con la cultura predominante.

Y sobre adolescentes y Generación Z ( el factor cultural) se habló el sábado 4 de julio.

La actividad fue convocada por el Departamento de Intermedios del Presbiterio Quinta Región a través de Zoom y tuvo su “qué”. Se dirigió a  papás y mamás que tienen la bendición de estar criando a adolescentes o se aprontan hacerlo.  La exposición estuvo a cargo de la hermana Andrea Arias y en la moderatura,  Vanessa Moreira y Guillermo Menares.

¿Qué es lo que hace particular a la Generación Z ? En primer lugar cabe contextualizar. La Generación Z son todos los hijos nacidos entre 1994-2010 que se caracterizan por ser nativos digitales y por relacionarse de manera distinta a la de sus padres.

En su exposición Andrea Arias comenzó por entregar las claves para entender a un adolescente nacido bajo la llamada generación cultural Z.  “Es importante comprender que son personas multitareas, buscan la inmediatez,  su atención sobre las cosas se extiende no más de 8 segundos, son autodidactas, amantes de los tutoriales, viven muy encerrados en sí mismos, tienen una gran fascinación por las tecnologías y son personas difícil de impresionar al momento de tratarlos en una relación cara a cara”, señaló.

Si bien la cultura es el resultado de nuestra interacción con el mundo, hay que considerar que en este relacionamiento es cuando nuestros hijos ( y todos en general) están siendo influenciados por formas de vida e ideologías.

En este punto Andrea Arias llamó a los papás a tener una actitud pastoral frente a sus hijos. “Es mucho más edificante pastorear sus corazones, en vez de enjuiciar conductas. Es más significativo observar los ídolos que están despertándose en sus corazones y ponerlos a la luz de la Palabra”.

Sin embargo, esto no significa una renuncia a la cultura predominante, sino educarlos desde muy temprano en cosmovisión bíblica. “Ellos deben conocer cuál su propósito en la vida como hijos de Dios, qué significa el que hayan sido redimidos por Cristo”.

El desafío como padres de adolescentes está en que nuestros hijos se identifiquen con la cultura de este mundo, pero de manera misericordiosa.

Al respecto Andrea Arias invitó a los papás a trabajar en conjunto con sus hijos: “Tenemos que esforzarnos por enseñarles a nuestros hijos a que pasen de ser asimiladores pasivos de cultura a ser agentes redentores de su cultura. Como padres tenemos que ayudarles a interpretar la realidad en la que ellos viven para analizarlas bajo la óptica del Plan de Redención. Es un pequeño gran paso para lograr que nuestros hijos se identifiquen con los objetivos de la misión a la cual todos hemos sido llamados”, concluyó.

 

 

i

 

 

 

 

-