Primera Reunión Jóvenes del Presbiterio Centro: “Cambio de Planes”

 

 

Reunidos a la distancia, desde sus casas, cada uno tras una pantalla de computador o celular, los jóvenes del Presbiterio Centro participaron de su primera reunión el sábado pasado – 16 de mayo. Y claro, el tema central estuvo relacionado con el confinamiento, las restricciones imperantes y con los planes personales que tuvieron que ser postergados este 2020 debido a la pandemia.

Si hay algo que nos mostrado este tiempo es que somos muy frágiles y que nuestras agendas también lo son- comentó el Presbítero Luis Pino, Director del Departamento de Jóvenes del Presbiterio Centro. Independiente de las circunstancias, hemos decidido hacer este Culto virtual para adorar al Señor porque Él es Soberano, Él guía nuestra historia y no sucumbe ante este tipo de situaciones”, agregó.

Este tiempo de adoración – subido a la cuenta de Metanoia en Youtube-  fue conducido por los hermanos Pía Riquelme y Jonathan Drummond de la Primera Iglesia; Felipe Aguilar, de la avanzada Dulce Refugio; Javiera Montero, de la Paz de Cristo; y por Luis Serrano de la Congregación Vida en Cristo. Y la alabanza estuvo a cargo del Grupo Cárcava.


La Palabra fue exhortada por el Reverendo José Prado, Pastor de la Iglesia Oasis de Redención de Antofagasta, y que motivó a los jóvenes del presbiterio centro a vivir estas circunstancias basados en su identidad en Cristo, y los llamó a encauzar sus pensamientos y proyectos personales conforme a los principios bíblicos. 


Basado en los Salmos 126 y 127, el Pastor José señaló: “En medio de una situación problemática hay dolor, hay luto,  que nos lleva hacia el lamento. El desafío está en gozarse en medio del dolor, buscar a Dios y recordar lo que Él ha hecho por mí en mi vida personal y en la vida de su pueblo escogido” (Salmo 126).

El Salmo 127, en tanto, es una advertencia a trabajar con esfuerzo por cuanto nos muestra a un Dios en acción, que está actuando sobre su creación constantemente.

El Salmo 127 es un llamado a no encerrarte en tu habitación, a no haraganear. Esta es la oportunidad para bendecir a otros,  para trabajar en tus cosas como tu Padre (Dios) trabaja desde la eternidad, porque es Él quien te resguarda, porque eres tú un hijo de Dios. Considera que eres un regalo de Dios para tus padres, tus hermanos, tu familia, y esa es parte de tu identidad. Vive este tiempo de pandemia como un regalo de Dios”, dijo el Reverendo José Prado. 

Al término de la actividad el Pastor y Asesor del Departamento de Jóvenes,  Jonathan Muñoz, oró por los jóvenes rogando a Dios por misericordia.

Luego se tuvo un momento de interacción a través de la cuenta de Metanoia en Instagram.
Que Dios sea guiando a los jóvenes de nuestra amada IPCH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *