Retiro Femenino Quinta Región

¿Mujeres que se reúnen a estudiar la Palabra de Dios, en un grupo multietario que en un momento llegó a 87 hermanas? Es verdad.
¿Generaciones de mujeres, de entre los 19 a 86 años,  que expresaron unánimes su necesidad de que sea Cristo el centro de sus vidas? Eso es una bendición de Dios. Y esto fue lo que se vivió en la Reunión de Mujeres del Presbiterio Quinta región, realizada el fin de semana pasado – 11 al 13 de octubre en La Granja.
“Mujer Espiritualmente Inteligente” fue el tema central de la cuarta y última Reunión Presbiterial de 2019 que tuvo como temistas a las hermanas Katherine Rubilar y Andrea Arias, quienes de viernes a domingo compartieron la Palabra de Dios.
Tal como señala la Directora Presbiterial, Laura Romero I., “el valor de las exposiciones estuvo en cómo las hermanas aplicaron su conocimiento profesional en el área de las emociones a lo que nos dice las Escrituras”. Y agrega: “Esto fue de gran crecimiento y bendición para nuestras vidas”.

Tal como señalaba el programa de actividades, el Encuentro  comenzó con la ponencia “Una mirada bíblica a nuestra vida emocional”, expuesto por Katherine, y que se enfocó a enseñar lo que la Biblia señala respecto a las emociones. En la segunda sesión ,” Las emociones del dolor”, a cargo de Andrea, que dio a conocer las emociones asociadas al sufrimiento, el pensamiento vinculado a éste y la importancia de la consejería espiritual. Como tercer tema, “Las emociones del temor”, dictado por Katherine, orientado a exhortar a las hermanas a crecer en el temor a Dios y romper el temor a las personas. Finalmente el domingo, ” Madres, amigas y hermanas espirituales”, dictado por Andrea.

Días de bendición

Las jornadas fueron intensas y bendecidas. Las hermanas tuvieron la oportunidad de orar las unas por las otras y de escuchar los testimonios relacionados al tema del dolor;  también de trabajar en talleres cada una de las temáticas expuestas.

 


Sin embargo, también hubo momentos de distensión para compartir y disfrutar, como por ejemplo unas horas para practicar manualidades ¿Por qué no ?

Lo relevante de este Encuentro, comenta la hermana Laura Romero I. a propósito del cuarto tema, –  “Madres, amigas y hermanas espirituales”- , fue el darse cuenta de la necesidad que tenemos los cristianos de hacer y tener amigos en nuestras congregaciones. Ella enfatiza: “El valor de una amiga cristiana, de una amiga en nuestra Iglesia, permite apoyarnos mutuamente y aconsejar con la Escritura  cuando nuestra amiga, y hermana en la fe, se encuentre afectada por un dolor, un pensamiento desalentador. Este Retiro ha sido un primer paso para ello”.

Damos gracias al Señor por permitir a este grupo de hermanas crecer en el estudio de la Palabra y por este bello trabajo que vienen realizando desde el 2017 y que en este año han visto sus frutos. Toda la Gloria sea para el Señor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *