Viernes Santo

Vino a los suyos, pero estos no creyeron en su testimonio. Ellos estaban envanecidos en su propia imagen del Mesías y lo sometieron a juicio por no responder a sus intereses terrenales.

Sin embargo, la crucificción de Cristo había sido profetizada mucho antes para Gloria de Dios.


BÚSCANOS EN INSTAGRAM: iglesiapresbiterianadechile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *