Sesiones del Sínodo 2020: Ser luz y sal en el mundo

 

 

El día de ayer -febrero 26- se iniciaron las Sesiones del Sínodo, el que comenzó con un Culto de Acción de Gracias al Señor, en donde además se dispensó la Santa Cena.

La exhortación de la Palabra, en tanto, estuvo a cargo del Moderador del Sínodo Reverendo Daniel Vásquez Ulloa quien basándose en el capítulo 14 del libro de Romanos – versículos 1 al 13- instó a los presentes a recordar que la Iglesia de Cristo no puede permanecer sorda y ciega ante lo que sucede. En tal sentido, llamó a los hermanos a ser la sal y la luz de este mundo.

Asimismo, en otro momento de su exposición recalcó que todo lo que se haga,  en nuestra relación con el mundo y la Iglesia, se haga para el Señor. “Si vivimos o morimos del Señor somos”,  enfatizó, lo que implica poner en obra una verdad maravillosa que es el consuelo y la  fortaleza que nos entrega Dios frente a la dificultad y la discriminación.


Después de este Culto se procedió a nombrar las Comisiones para luego, por  la tarde,  abocarse a la revisión de los informes de la Comisión Ejecutiva Sinodal, Tesorería, Revisión de Cuentas y de las diversas Instituciones de la IPCH.

 

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *