Alta convocatoria tuvo el Encuentro conjunto del Presbiterio Centro Sur

Una jornada de adoración, estudio y comunión vivieron ayer (15 de agosto) los hermanos del Presbiterio Centro Sur en el Encuentro conjunto que se realizó en la Iglesia Presbiteriana San Pablo, Curicó.

A la actividad, convocada por la Comisión Ejecutiva de este Presbiterio, asistieron representantes de los departamentos de Intermedios, Jóvenes, Femenino y Varones de las distintas Iglesias quienes participaron activamente de la Conferencia “Escatología y Reino de Dios en la tradición reformada”, de un almuerzo congregacional y de un Culto de Adoración con Santa Cena.

El Encuentro se inició con la Conferencia dictada por el Pastor Oswaldo Fernández, Director General del Seminario Teológico Presbiteriano Rev. José Manuel Ibáñez Guzmán, quien expuso, a la luz de la doctrina reformada, el estado del arte de las corrientes escatológicas que influyen el pensamiento evangélico en Latinoamérica.

Acerca de su exposición el Pastor Oswaldo Fernández, señaló: “Valoro esta instancia. Es importante que los hermanos de la Iglesia Presbiteriana de Chile se interesen por estudiar seriamente, desde una perspectiva reformada, las implicancias de la escatología y que esto nos lleve a reflexionar cómo concebimos y vivimos el Reino de Dios”.

Sobre el tema de la Conferencia, el Pastor Dagoberto Peñaloza, comenta: ”Este año la Comisión Ejecutiva en conjunto con los Directores Presbiteriales de Departamento y los Directores locales de cada Iglesia, acordó estudiar la doctrina escatológica desde la perspectiva reformada y particularmente presbiteriana”.

La actividad concluyó con un Culto de Adoración donde el Pastor Carlos Pávez exhortó a los hermanos en Proverbios capítulo 21, versículos 30 y 31. Terminada su prédica  los miembros compartieron la Santa Cena.

En definitiva, esta actividad fue de gran bendición y fortalecimiento. Como resume la hermana Elisa Molina: “Fue una instancia hermosa de adoración y de comunión que una vez más nos insta a estar atentos a la voz de Dios y al afecto fraternal”.

Más imágenes en :

https://web.facebook.com/IPCH.social/

-

Organización de la Iglesia en Chiguayante

El Honorable Presbiterio Sur invita a los miembros de la IPCH, adherentes y simpatizantes, a la Instalación y Ordenación Pastoral del hermano Carlos Parada M y a la Organización de la Iglesia de Chiguayante este sábado 18 de agosto desde las 16:00 horas.

Desde ya estemos orando por esta tremenda bendición que Dios ha concedido a nuestra IPCH.

-

Encuentro Conjunto del Presbiterio Centro Sur

El Presbiterio Centro Sur tendrá una reunión conjunta este miércoles 15 de Agosto.

Este año la Iglesia San Pablo -en Curicó- recibirá a las delegaciones de hermanos de los Departamentos de intermedios, Jóvenes, Femenino y de Varones de este Presbiterio,

En esta ocasión, el expositor invitado es el Pastor Oswaldo Fernández quien presentará los desafíos de la Iglesia Presbiteriana de Chile en el contexto de la misión y la expansión del Reino de Dios.

Estemos orando para que el Señor sea edificando esta reunión.

-

Presbiterio Centro Sur celebra Culto de Acción de Gracias en Iglesia de San Fernando

Agentes activos de la misión y el amor irreprensible de Cristo por su Iglesia, así podríamos resumir las actividades convocadas por el Presbiterio Centro Sur el pasado 4 de agosto en la Iglesia de San Fernando, y que tuvieron como eje celebrar los 150 años de la IPCH.

Previo al Culto, el Reverendo Jonathan Muñoz dictó la Conferencia “Historia de la Iglesia Presbiteriana de Chile”, exposición que revisó la obra misionera de David Trumbull y los desafíos de su legado en la actualidad de la IPCH.

Al respecto, el Reverendo Jonathan Muñoz, dijo: “El énfasis estuvo en la visión misional de David Trumbull de implantar la misión presbiteriana en Chile. Aclarado esto, invité a los hermanos a reflexionar hasta qué punto hoy somos fieles continuadores de esa visión misional en cuanto a reformar la sociedad a través de la predicación del Evangelio”.

Posteriormente, en el Culto de Adoración, el Pastor Emérito Rev., Alejandro Molina predicó en Apocalipsis 3: 7-22, exponiendo el amor entrañable del Señor por su iglesia; Él ama a las que le son fiel como también a las que llama al arrepentimiento, como es el caso de la Iglesia de Laodicea, señaló.

La actividad contó con la presencia de los hermanos de las Iglesias de Rancagua, San Fernando y Curicó y de los miembros de la Comisión Ejecutiva del Presbiterio Centro Sur, el Moderador,  Rev. Christian Contador; el Vice Moderador, Rev. Carlos Pávez; y del Secretario Ejecutivo, Rev. Dagoberto Peñaloza.

Se sumó a esta significativa actividad el representante de la Gobernación de la provincia de Colchagua, Francisco Morales, quien entregó los saludos del Gobernador Yamil Elthit Romero.

¡La Gloria sea únicamente para nuestro Señor!

-

Ministerio Carcelario participó en el Culto de Consagración del nuevo templo de la Iglesia del Dios Viviente del Módulo 3 de Colina 2

Durante el Culto de Consagración del nuevo templo de la Iglesia del Dios Viviente del Módulo 3 de Colina 2..

Era agosto de 2017 y los hermanos Felipe Villarroel, Alejandro Molina y Luis Orellana premunidos con sus Biblias dieron sus primeros pasos en la evangelización en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Colina 2.

Tras la autorización de la Capellanía Evangélica Nacional de Gendarmería de Chile en julio de 2017, se inicia en agosto el periplo de visitas semanales al Módulo 3 de Colina 2, donde un grupo de entre cinco a diez hermanos internos se reúnen a adorar al Señor en la Iglesia del Dios Viviente.

Hoy, a once meses de esa primera visita, el Ministerio Carcelario de nuestra Iglesia Presbiteriana de Chile, junto a los hermanos de la Iglesia del Dios Viviente y APAC  (Amando al Preso, Amarás a Cristo,  Ministerio que opera al interior de los complejos penitenciarios a lo largo del país), rindieron un Culto al Señor dando gracias por el nuevo templo del Módulo 3. Un hito que llenó los corazones de alegría y de gratitud al Señor; y que también movilizó voluntades y compromiso por la obra.

Al Culto asistió una comitiva encabezada por el pastor Jonathan Muñoz, Juan Carlos Rabí como representante de la Comisión Ejecutiva del Sínodo, Felipe Villarroel, coordinador del Ministerio y hermanos de Iglesia Uno, quienes compartieron la adoración y escucharon la Palabra exhortada por el Pastor Jonathan Muñoz en el Salmo 133.

“Cuando llegamos el año pasado los hermanos contaban con una “chala”, un punto de predicación tipo tabernáculo que se armaba cada vez que ellos se reunían”, recuerda Alejandro Molina al término del Culto de Consagración el pasado 16 de julio.

La Iglesia del Dios Viviente es hoy un espacio de seis por seis metros, de paredes recubiertas, piso cerámico, iluminación y sillas. Y esto es el resultado de un trabajo mancomunado entre los hermanos del Ministerio y del Módulo 3.

“El llevar adelante un ministerio en cárceles significa dar asistencia pastoral y predicar la Palabra del Señor, pero también hacerse parte de los desafíos de la comunidad”, refiere el pastor Jonathan Muñoz. Y este involucrarse consistió en apoyarles con la logística que permitiera a los hermanos internos construir su nuevo templo.

Tal como señalaron el pastor Jonathan Muñoz y el coordinador Felipe Villarroel, sobre este hito: “la construcción de este templo es la demostración de que somos un solo pueblo, no importa cuáles sean nuestras circunstancias, somos uno que busca adorarle”.

¡ A Dios sea la Gloria !

Gratitud

“Si bien trabajamos directamente con los hermanos internos, aquí hay un testimonio del que se han dado cuenta los propios gendarmes. Pese a nuestras limitantes como Ministerio, aquí nunca hemos dejado de predicar la Palabra de Dios los lunes, miércoles y viernes”, evalúa Felipe Villarroel.

Y agrega: El equipo de gendarmes que nos reciben semanalmente y los miembros de APAC, se han dado cuenta de esta perseverancia y esto es únicamente gracias al Señor que mueve los corazones”.

Nuevos desafíos

Este Ministerio no solo busca dar asistencia pastoral a los internos. El equipo se ha preocupado por incorporar a sus familias a las que apoyan con oración y visitas.

“Es precisamente este trabajo con las familias lo que ha llamado la atención de los hermanos internos y es donde vemos grandes necesidades y oportunidades para llegar con el evangelio; y, a la vez, grandes desafíos para la dinámica interna del Ministerio en su relación con nuestras Iglesias locales”, dice Felipe Villarroel.

Testimonios de conversión

Hoy, a un año de este servicio, los integrantes de este Ministerio coinciden en señalar que el Evangelio de la Gracia no solo ha calado fuerte el corazón de los internos, sino también el de ellos. Al escuchar el testimonio de Mario no cabe duda que la Palabra de Dios es la que regenera vidas.

Mario Ibáñez, hoy libre, reinsertado laboralmente en la sociedad gracias a la preocupación del Ministerio Carcelario de nuestra Iglesia Presbiteriana de Chile y colaborador permanente del equipo, dice: “ El Señor dignifica al hombre. Él me ha hecho responsable, Cristo me ha hecho responsable. Cuando Cristo cambia al hombre lo hace desde adentro hacia afuera”.

Algo de historia

En 2016 Luis Orellana de la Décima Iglesia y Felipe Villarroel de la Cuarta Iglesia, coincidieron en una idea. Ambos comparten el interés por llevar adelante una obra de evangelización en cárceles.

Al no existir en la Iglesia Presbiteriana de Chile una experiencia similar en el área, ellos inician un trabajo exploratorio en Colina 1 aprendiendo de los hermanos pentecostales y metodistas pentecostales. Al poco tiempo y tras una reunión con el pastor Luis Mussiet, Capellán Evangélico Nacional en ese entonces, los hermanos reciben el encargo de apoyar el trabajo ministerial en el Módulo 3 de Colina 2.

Es así que en julio de 2017 la Capellanía Evangélica Nacional autoriza al Ministerio Carcelario de la Iglesia Presbiteriana de Chile a realizar su labor de asistencia pastoral en el Módulo 3, el que cuenta, además,  con la supervisión del Consistorio de la Duodécima Iglesia de Santiago.

Los encargados de este Ministerio en la actualidad, son : Felipe Villarroel de la Cuarta Iglesia; Miguel Bravo, Marcelo Morales y el Pastor Jonathan Muñoz, todos de Iglesia Uno.

 

-

Se establece primera Red de Iglesias Cristianas para ministrar a personas en situación de discapacidad

Un total de 70 hermanos de distintas denominaciones se inscribieron en el primer “Seminario Iglesia, Teología y Discapacidad” organizado por la 1° Iglesia de Valparaiso.

La actividad realizada el 30 de junio contó con la participación de los pastores Caleb Fernández- pastor de la 1° Iglesia de Valparaíso- y John Rug -director y fundador de CEMIPRE, Centro Ministerial Presbiteriano; y de representantes de los Ministerios “Mirada de Fe”, “Refugio de Vida” y “Bienaventurados”.

“Realizar este Seminario es un sueño para nosotros”, señaló al término de su presentación la hermana Andrea Arias, quien junto al Pastor Caleb Fernández dirigen “Bienaventurados”, Ministerio cuyo objetivo es incluir a personas con discapacidad que asisten a la 1° Iglesia de Valparaíso.

Desde su formación en 2017 “Bienaventurados” ha desarrollado un trabajo de sensibilización y capacitación entre los miembros y adherentes de la congregación, sin embargo, el primer “Seminario Iglesia, Teología y Discapacidad” se constituye en el  nuevo desafío de este Ministerio y de la Iglesia en su conjunto.

“Este Seminario es una invitación a conformar en el mediano plazo la primera Red de Iglesias Cristianas dispuesta a trabajar con personas en situación de discapacidad bajo el mandato de la Gran Comisión”, comentó el Pastor Caleb Fernández.

Y agregó; “Queremos sumar Iglesias, queremos más pastores y miembros que trabajen en este tema de manera oficial. Basta mirar lo que hizo Jesús con la discapacidad para sentirnos motivados a participar en nuestras congregaciones en iniciativas que promuevan la inclusión”.

La conformación de una Red de Iglesias ayudaría no solo a instalar el tema en las iglesias locales, sino que también aportaría en una fase posterior con las herramientas, el conocimiento técnico y bíblico para capacitar a quienes se sientan interesados en llevar a cabo este ministerio.

En la actividad del 30 de junio los participantes no solo escucharon los testimonios de los Ministerios “Mirada de Fe”, “Refugio de Vida” y “Bienaventurados” y la exposición de la Palabra de los Pastores en torno al ministerio que Cristo realizó a favor de los discapacitados; sino que también participaron en talleres en donde se reflexionó sobre las barreras que ellos visualizan para conformar un ministerio hacia personas en situación de discapacidad, el estado del arte de la inclusión en sus iglesias y los beneficios que aportaría una red de Iglesias a la Iglesia local.

Las ideas aportadas en los talleres se consolidarán en un texto el que luego será socializado entre los participantes al Seminario de manera de recibir sus aportes y generar un documento final, sentando así las bases que permita establecer la orgánica de la primera  Red de Iglesias Cristianas dispuesta a trabajar de forma colaborativa a favor de las personas en situación de discapacidad.

Nos alegramos por esta iniciativa, pionera en la Iglesia Presbiteriana de Chile por lo demás.

¡ Dios sea obrando !

Mirada país, mirada local

Aunque no existen estudios que registren el número de cristianos en situación de discapacidad a lo largo del país, los datos aportados por el SENADIS en 2016 nos ayudan a visualizar esta realidad.

“A nivel nacional -SENADIS citado por Errandonea 2016- el 20% de la población adulta se encuentra en situación de discapacidad, lo que equivale a 2,6 millones de personas”. Si este porcentaje lo aplicáramos a todo grupo social existente en Chile se constata, por ejemplo, que el 20% de una iglesia local estaría compuesta por personas en situación de discapacidad severa y leve a moderada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-

10° Iglesia de Santiago celebra su sexto aniversario

“La Paz de Cristo” estuvo de cumpleaños y lo celebró con un Culto de Acción de gracias a la que asistieron miembros, adherentes y oficiales representantes de iglesias Uno, Puente de Vida, Príncipe de Paz, Huasco Bajo, la congregación Vida en Cristo de Recoleta y San Esteban, su iglesia madre.

Para celebrar este nuevo aniversario se invitó a predicar al pastor Eduardo Tapia Muñoz de la Iglesia “Jesús Luz del Mundo” de la La Serena, quien en su etapa de alumno seminarista del Seminario Teológico Presbiteriano trabajó en los tiempos en que la “La Paz de Cristo” era una avanzada.

Como señaló en la reseña histórica la hermana diácono Julia Lira M desde 2004 al 23 de junio de 2012 -fecha de su constitución como Iglesia-, ” por este lugar pasaron muchas personas y hermanos que nos brindaron su apoyo, tiempo y pusieron a disposición de esta congregación sus dones”. Y agregó: “En este nuevo aniversario continuamos agradecidos del Señor, toda la gloria y alabanza sea solo para Él”.

En tanto,  el pastor Eduardo Tapia M en su predicación del libro de Hechos capítulo 2 llamó a la congregación a seguir unánimes como cuerpo y seguir únicamente a Cristo. “Su responsabilidad como Iglesia del Señor es predicar la cruz de Cristo, nunca dejen de predicar el evangelio de Jesucristo”, enfatizó.

Nuevos miembroS

Catalina Rojas Sepúlveda (izquierda) y Ana Matilde Hermosilla García durante la recepción de miembros.

Junto con celebrar su sexto aniversario, La Paz de Cristo y los hermanos que asistieron al Culto de adoración fueron testigos de la recepción de miembros de Catalina Rojas Sepúlveda y Ana Matilde Hermosilla García.

El reverendo Manuel Covarrubias Bravo, presidente del Consistorio de La Paz de Cristo”, señaló a la congregación y a los nuevos miembros que “llegar a conocer al Señor es el privilegio más grande que puede recibir un hombre y una mujer”. Acto seguido invitó al Consistorio a imponer las manos sobre las hermanas que se adhieren a la iglesia del Señor.

-

Príncipe de Paz celebra sus 19 años

La fría noche del 12 de junio no fue tema.  Tanto  miembros como adherentes de la Séptima Iglesia se reunieron para agradecer al Señor por un nuevo año  de vida congregacional junto a  representantes del Sínodo, Presbiterio Centro  y autoridades de iglesias locales.

El pastor Dagoberto Peñaloza durante su prédica.

“Cuando una Iglesia está de aniversario toda la IPCH lo está”, así lo expresó el presbítero Mario Fernández al iniciar la Liturgia que dio inicio al Culto de Aniversario por los 19 años de la Iglesia Príncipe de Paz.

En la ocasión, se recibieron los saludos de parte del Secretario de Actas del Presbiterio Centro, reverendo David Vilches; como también del Vice Moderador del Sínodo, reverendo Vladimir Pacheco.

“Recuerdo hace veinte años cuando integraba el Departamento de Adulto Joven, uno de los motivos de oración era que el Señor nos permitiera plantar una Iglesia en La Florida”, apuntó el reverendo David Vilches. Y agregó ” El proceso de esta amada Iglesia ha sido difícil, pero el Señor es quien la ha sustentado y los animo a seguir orando por su congregación”.

En tanto el reverendo Vladimir Pacheco, señaló ” Lo que celebramos hoy es la Gracia de Dios, porque Él ha considerado extender su reino por medio de ustedes y esto es motivo de alegría para todos nosotros”.

Al final de su intervención invitó a la Iglesia Príncipe de Paz a participar,  en un futuro cercano, en  la plantación de una nueva Iglesia. “Los invito a ser socios con la Iglesia Puente de Vida”, enfatizó.

Historia y Palabra de Dios 

El momento de los recuerdos estuvo a cargo del Presbítero de Príncipe de Paz,  Eliezer Leal, quien afirmó que la Séptima tiene una fuerte identidad en Cristo. “Frente a los obstáculos que hemos tenido como Iglesia, hemos sido victoriosos únicamente gracias al Señor”, manifestó.

Por su parte el reverendo Manuel Hernández, Presidente del Consistorio, pidió orar por el futuro de la Iglesia Príncipe de Paz, por los desafíos que esta congregación desarrolla en la comuna y en el barrio; además, los desafió a orar por el segundo Pastor de esta Iglesia.

La predicación estuvo a cargo del Pastor de la Iglesia de Rancagua, Reverendo Dagoberto Peñaloza quien llamó a la comunidad a mantenerse fiel al verdadero Evangelio. “Hermanos, anhelad el Evangelio, escudriñen y preserven la Palabra de Dios porque ella es la que transforma la vida de los hombres”, dijo.

Asimismo, hizo hincapié en no proclamar otro evangelio que no sea el de Cristo, el no amoldar la Palabra de Dios a las necesidades del hombre, el no adulterarla y no sentirse atraído por otros evangelios.

 Reconocimiento 

Al término del Culto, la comunidad saludó afectuosamente a la hermana Fresia Valenzuela, miembro fundadora quien ha perseverado durante estos 19 años en la Iglesia Príncipe de Paz.

-

Culto de Acción de gracias también por streaming

Amados hermanos, en esta ocasión tan importante hemos considerado el factor tecnológico para que nadie se reste de celebrar el Culto de Acción de gracias por los 150 años de nuestra amada Iglesia en Chile.

Para quienes no puedan asistir hoy, pueden acompañarnos vía streaming en la siguiente dirección: http://compuerta.cl/culto150ipch/

No olvidar que la convocatoria es para hoy jueves 07 de junio a las 19:30 horas en el templo de la Segunda Iglesia Presbiteriana de Santiago El Redentor, ubicado en Santa Rosa N°1490.

 

- -

Saludo del Moderador del Sínodo por los 150 años de la IPCH

A los H. Presbiterios; Consistorios, Pastores, Diáconos, Miembros y Adherentes de la IPCH:

Con emoción contenida, profunda gratitud al Señor, y reconocimiento a quienes nos precedieron, queremos saludar a todos y cada uno de los miembros y oficiales de la IPCH y a todos los hermanos que se congregan con nosotros, en cualquier lugar del país, en este sesquicentenario de nuestra amada Iglesia Presbiteriana de Chile.

Al llegar a esta edad, no olvidamos aquellos tiempos en que se nos tildaba de “niños de casi 100 años”, cuando aún no madurábamos lo suficiente como Iglesia para ser independientes, tanto administrativa como económicamente. Pero los años han pasado, y después de aquel desafío, enfrentado con decisión, valentía y fe por quienes eran líderes de entonces, nos encontramos al umbral de los 150 años en un proceso que importa también un gran desafío, y conlleva grandes responsabilidades: somos una Iglesia de Derecho Público, condición reconocida por las autoridades correspondientes desde febrero de este año, después de un largo proceso de varios años de elaboración, redacción, discusión y análisis, corrección y finalmente aprobación de nuestro Estatuto, por la Asamblea del Sínodo, según las normas constitucionales que nos regían en la época, llevado a cabo con el estudio, observaciones y aprobación de los Consistorios, Presbiterios y finalmente el Sínodo, presentado al Ministerio de Justicia y aprobado por éste, cuyo extracto fue publicado en el Diario Oficial en febrero pasado, y plenamente vigentes en la actualidad. Este proceso debe completarse con el traspaso de las propiedades y bienes de la Corporación Unión Evangélica, de la Corporación Iglesia Presbiteriana de Chile y de otras entidades, a la IPCH D.P., el cual se está llevando a cabo con acuciosidad, profesionalismo y dedicación por hermanos que han dedicado muchas horas y días a la labor encomendada, y que esperamos culmine en los próximos meses. Esto nos pone en una nueva realidad para la IPCH, con nuevas tareas, nuevas responsabilidades, nuevos desafíos, y con nuevas expectativas, que esperamos, con la Gracia del Señor, abordar de manera tal que la Obra del Señor sea prosperada, y el nombre del Señor glorificado, el Reino de los cielos extendido en esta tierra amada que nos ha visto crecer y desarrollarnos hasta la actualidad como Iglesia.  Desde los inicios, en aquellos tiempos en que confesar públicamente la fe reformada, evangélica, era un tabú, un riesgo autocensurado debido a una Constitución de la República que prohibía “el ejercicio público de cualquier otra religión”  que no fuera la católica, apostólica y romana, pasando por el cincuentenario hacia una Constitución que separa a la Iglesia del Estado y permite el ejercicio libre de cualquier credo religioso (Constitución de 1925), alcanzando su centenario como una Iglesia independiente económica y administrativamente (1964), marchando decididamente en la extensión del evangelio, aunque tropezando con sus propias fallas y pecados que la hacen tambalear, mas no caer, detenerse pero no retroceder, llegando al tercer milenio otra vez pujante, alcanzando alturas inimaginables hace 50 años, como tener su propio Seminario Teológico totalmente autofinanciado, en medio de un proceso de cambio de status legal permitido por una Ley de Culto e Igualdad religiosa nacida en los años 90 y promulgada hacia fines de esa década, que nos encuentra hoy celebrando 150 años como la misma pero otra Iglesia.

Los años han pasado, y después de aquel desafío, enfrentado con decisión, valentía y fe por quienes eran líderes de entonces, nos encontramos al umbral de los 150 años en un proceso que importa también un gran desafío, y conlleva grandes responsabilidades: somos una Iglesia de Derecho Público.

Gracias a Dios por esta Iglesia amada, que nos ha visto nacer, crecer y desarrollarnos junto a ella y con ella. Gracias a Dios por aquellos visionarios consagrados que trajeron el Evangelio y la Fe Reformada a estas latitudes; gracias a los que convictos del amor del Señor, cautivos de Su gracia, se dedicaron a sostener esta obra, en medio hostil a veces, indiferente en otras, con escasez de recursos, con dificultades extremas con luchas, pruebas, penas, sinsabores, y pérdidas personales en ocasiones, pero con la satisfacción del galardón divino; gracias a los que nos trasmitieron ese amor a esta Iglesia y a esta causa, poniéndola en primer lugar de sus vidas, enseñándonos que por sobre todas las cosas, nada hay más importante que el amor al Señor y el amor del Señor para nuestras vidas, y que todo lo que hagamos, digamos, logremos, debe ser en primer lugar para la honra y gloria del Señor. De ellos, “ya gloriosos, marchamos en pos”. Dios nos bendiga en esta sesquicentenario; con Su Santo Espíritu nos guíe en nuestras decisiones y en nuestro camino a la luz de su Santa Palabra; con su Gracia nos sostenga y con su poder nos proteja del enemigo que, disfrazado de piedad se esconde entre nosotros para tratar de apartarnos de la verdad, del amor, de la fidelidad, de la tarea principal, del testimonio. Dios bendiga a esta Iglesia Presbiteriana de Chile en su 150° aniversario.

 “La Gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros” (2ª Co 13:14).

En el amor del Señor,

Pastor Daniel Vásquez Ulloa

Moderador Sínodo IPCH DP

 

En Viña del Mar 01 de junio de 2018.

-

Ministerio Bienaventurados en Valparaíso

La hermana Andrea Arias junto al pastor Caleb Fernandez de la Primera Iglesia Presbiteriana de Valparaíso, son los directores del Ministerio Bienaventurados. El grupo es conformado por 12 hermanos, entre ellos hay una profesora, un terapeuta ocupacional, psicopedagoga, estudiante de  servicio social, interprete de señas, periodista con experiencia en fundación de discapacidad, educadora diferencial,  contadores, médico y pastor en apoyo espiritual. 

¿De qué trata y cómo nace este ministerio?

El Ministerio Bienaventurados nace como un servicio a los hermanos en situación de discapacidad en la Iglesia Presbiteriana de Valparaíso, en noviembre del año 2016.  Al llegar a congregarnos como familia a esa comunidad y tener una hija con Trastorno del Espectro Autista, fuimos recibidos con mucho entusiasmo e interés.  Desde el primer día nos sentimos como en casa, Amanda por fin estaba en un espacio grande, y por primera vez, el sonido del grupo de alabanza no parecía molestarle. En liturgia ayudaba completamente a su regulación emocional ya que por fin la Iglesia era un lugar predecible para ella.

Al entrevistarnos con el Pastor (ps Caleb Fernandez) nos encontramos con un hijo de Dios que tenía desde hace años en su corazón un deseo: ver transformada la Iglesia en una comunidad de Fe inclusiva, donde cada hermano con discapacidad se pudiera desarrollar plenamente. Al conocer nuestros sueños en común, me presenta a Antonella Herrera, una estudiante de Educación diferencial de ultimo año (quien ya egresó) e iniciamos a escribir un proyecto. Lo primero que nos preguntamos fue cual era la teología detrás d e la discapacidad. Nos tomamos unos meses para orar e investigar. Fue así como tras convocar abiertamente a la Iglesia a participar, se incluyeron otros hermanos para construir un documento que sería nuestra base bíblica sobre el proyecto.

En el llamado a la Iglesia nos encontramos con gratas y desafiantes sorpresas: interprete en lengua de señas, psicopedagogas, fonoaudiólogas, periodista, hermanos que trabajan en fundaciones relacionadas a la discapacidad visual y física. Además hubo hermanos que tenían el deseo hace mucho en su corazón de ayudar en esta área.

Lo que descubrimos en las primeras reuniones es que lo que anhelábamos todos era que nuestra Iglesia se convirtiera en un lugar donde no importara la condición física, cognitiva, sensorial ni mental de sus miembros para recibir el evangelio de Jesucristo y luego para servir y desarrollarse. El camino sería largo, ya que lo primero era sensibilizar a la comunidad, educarla, transmitirles la visión del ministerio para que se lograra un cambio y una misión de todos.

Al final del 2016 presentamos el proyecto al consistorio y el 2017 nos enfocamos en sensibilizar y educar a la Iglesia, junto con identificar a los hermanos  en situación de discapacidad. Nuestra idea no era hacer un servicio directo ejecutado solo por nosotros a los hermanos que lo requirieran, sino que todo hermano pudiera hacerlo, desde el que los recibe en la puerta, el hermano que se siente a su lado, los líderes, los músicos, a todos.

Para nosotros como profesionales habría sido fácil comenzar a “tratar individualmente” a cada hermano con discapacidad, el desafío real era que cambiara hasta el vocabulario de la Iglesia al referirse a ellos, y que llegaran a comprender el plan de Dios en esa discapacidad, que no solo busca transformar el corazón de la persona misma o de su familia, sino que de toda la Iglesia.

Comenzamos  a reunirnos para intercambiar visiones y el primer desafío fue integrar a nuestra hija a la escuela dominical.  Esto lleva a evidenciar la necesidad de reestructurar el departamento, con asesoría pedagógica y diferencial. Fue así, como hoy en día está por iniciar un nuevo proyecto del departamento infantil de la Iglesia, que no solo persigue la inclusión, sino que se generará un espacio para la participación de los padres y de la educación de los niños en la liturgia.

Nuestro objetivo principal como BVT es:

Propiciar la plena inclusión y participación de personas en situación de discapacidad y sus familias en la comunidad de fe, disminuyendo las barreras que impiden llevarles el evangelio, reconociendo la soberanía de Dios en el sufrimiento y buscando glorificarle en el proceso.

Durante el año 2017 se comenzó a incluir en los sermones el tema de la discapacidad, incluso uno habló directamente del tema, generando en la congregación un compromiso cada vez mayor con la discapacidad y entendiéndola  dentro de la maravillosa Soberanía de Dios. También se realiza un taller de cultura de sordos y un curso de lengua de señas, se capacitan los departamentos de la iglesia en inclusión.

Para este año el ministerio desea tener acciones cada vez mas concretas: Ya comenzamos a interpretar el culto a hermanos sordos en forma simultánea, recibimos a

un hermano ciego de nacimiento, pastor presbiteriano, director de CEMIPRE a ofrecer una charla en la escuela dominical. Queremos continuar adaptando espacios para dismovilidad, material para discapacidad visual y auditiva, visitas pastorales a hermanos en situación de discapacidad, realizar un seminario en junio abierto a otras congregaciones interesadas en el tema, entre muchos otros proyectos.

Como Iglesia soñamos en que algún día, quien predique lo haga en lengua de señas y que se nos interprete a los oyentes. Soñamos  el día en que Amanda cante una alabanza, el día en que un hermano en silla de ruedas pase la ofrenda, un día en que podamos cantar “Bueno es Dios” mirando al hermano de nuestro lado con una discapacidad y esperar juntos el día en que el Señor restaure definitivamente todas las cosas.

Además, la hermana Andrea nos entrega un hermoso testimonio donde se ve reflejada la Gloria de nuestro Dios:

Mi nombre es Andrea, junto a mi esposo Rodrigo, tenemos 2 hijos, Amanda, la menor 

de 8 años, desde los 9 meses comenzó con síntomas de trastorno de desarrollo. Ambos, mi marido y yo somos médicos, yo me dedico a la salud mental familiar y debido a esto noté de inmediato que Amanda tenía poca mirada a los ojos, no hablaba, no jugaba igual que los demás niños de su edad, dormía muy mal, su alimentación era selectiva y el apego a nosotros parecía no darse de acuerdo a lo vivido con nuestro hijo mayor. Tras el diagnóstico tentativo comenzamos a realizar terapia, lo cual fue muy difícil dado a que estamos viviendo sin familia en la región y nuestras redes de apoyo eran escasas. Además la ayuda profesional, vista como pacientes no es del todo competente y está muy ligado a la ganancia económica. Nos tocó vivir el Autismo desde el otro lado, como padres, en un mundo sin inclusión y a veces cruel. Nuestra hija es hipersensible auditiva, lo que la lleva

a no tolerar muchos lugares y contextos, lo que llevó a hacer la vida cotidiana por momentos muy difíciles, al punto de afectar seriamente mi animo como madre, provocando la prueba de fe mas grande de mi vida hasta ahora. Comenzaron a surgir las interrogantes mas básicas y políticamente incorrectas para alguien que ha vivido como cristiana dentro de un Iglesia evangélica ( hasta ese entonces una congregación no denominacional), que dejaron al descubierto mi falta de base bíblica para enfrentarme a la vida: ¿Por qué , Señor no sanas a mi hija? ¿acaso no tengo suficiente fe?, ¿qué hicimos mal, si te he seguido toda mi vida?, ¿cómo va a “decidir” entregar su vida a ti mi hija si no puede autorreflexionar sobre su pecado?, ¿cómo la voy a evangelizar?, ¿tú la creaste así, o fue una obra del mal?, en fin, todo esto me llevó a cuestionar todo lo aprendido hasta entonces y comenzó el Señor a trabajar en mi vida, despertó un ansia jamás vista por Su palabra, ( clama a mi y yo te responderé…) al leer Romanos, Efesios, Hebreos, y literatura sobre el dolor en la escritura,  el Espíritu Sa

nto me fue mostrando las verdades mas grandes de Su evangelio, Su soberanía, Su Gracia, su justicia, su elección, la seguridad de su salvación, en palabras simples “me reformó”.

Como familia decidimos buscar una congregación donde se enseñara esto como eje fundamental, y donde el “evangelio” de la prosperidad estuviera muy lejos. Fue así, donde tras una año de oración con otra familia de amigos en el mismo proceso de búsqueda; llegamos a la IGLESIA PRESBITERIANA DE VALPARAÍSO. Desde el primer día, supe que ese era el lugar donde serviríamos al Señor y dónde encontraríamos una familia. En diciembre del año pasado nos hicimos miembros.

El TEA de Amanda fue lo que nos llevó a buscar más de Dios, lo que hizo conocerle desde el sufrimiento, lo que nos obliga a depender de Jesúsdía a día, lo que hace que nuestro hijo mayor, Tomás de 10 años, sea el niño amoroso e inclusivo que es hoy, lo que ha contribuido a que como matrimonio sepamos que el Amor de Dios nos une y sustenta. Día a día la presencia de ella en el culto, con sus bailecitos y risas, nos recuerda a todos la bondad de Dios, su soberanía en la Elección, su Santidad, y lleva a la Iglesia a adorar y a agradecer a nuestro Padre. El dolor del diagnóstico, se ha transformado en Gozo y aunque aun queden muchos obstáculos que enfrentar, sabemos que “nada nos separará del Amor de Dios…” y que somos BIENAVENTURADOS, no solo nosotros, sino que la Iglesia entera.

Las necesidades de hoy son económicas para concretar proyectos, sobretodo los de adaptación de planta física. En un futuro nos gustaría estar en contacto con otras iglesia para la ayuda mutua, pero la idea es que nuestro testimonio de inclusión sirva para que otras congregaciones se transformen.

-

Conmemoración 150 años de la IPCH en Copiapó

El Honorable Presbiterio Norte, cumpliendo con el calendario de actividades de la Comisión Sinodal, realizó el sábado 5 de mayo de 2018 en la 1ª Iglesia de Copiapó un culto especial en conmemoración de los 150 años de la IPCH, dirigido por la Comisión Ejecutiva.

La dirección del culto estuvo a cargo del pastor Eduardo Tapia; la reseña histórica, que incluyó la historia de toda la Iglesia Evangélica en Chile, con proyección de imágenes de los diversos acontecimientos importantes de la Iglesia Evangélica en Chile, estuvo a cargo del pastor Guido Vásquez.

Destacada participación tuvo el coro de la Iglesia que interpretó el himno “Sublime Gracia”. El servicio concluyó con la exposición del pastor Marcone Bezerra, quien relató todos los acontecimientos que ocurrieron en nuestra Iglesia desde sus inicios con la llegada del pastor David Trumbull.

Esta actividad finalizó con un ágape fraternal, donde se pudo ver una colección de fotos y de artículos publicados en la revista “ El Heraldo”, facilitados por el Presbítero de la Iglesia de Huasco Bajo, hno. Mario Guzmán Mancilla y traídos por el pastor Roberto Rojas Ávila.

 

-

El Living Abierto de Iglesia Uno

En los barrios Bellas Artes y Lastarria, a partir de ahora comenzará un nuevo espacio mensual de cultura gratuito pensado especialmente para quienes viven y trabajan en el sector. El Living Abierto es una iniciativa que busca que conectemos entre vecinos al rededor de la música y actividades culturales en general.

En este primer Living Abierto tendremos la oportunidad de dialogar con los autores del libro “Cartas entre un idólatra y un hereje”, ambos filósofos, uno católico y el otro protestante: Joaquín García-Huidobro y Manfred Svensson.

Se realizará el Martes 24 de abril a las 7 pm, Santo Domingo 588

No te lo pierdas: ENTRADA LIBERADA.

-

Feria de servicios jóvenes Presbiterio Centro

Se viene una nueva reunión presbiterial para todos los jóvenes del Presbiterio Centro. La invitación es a que todos podamos aportar en esta ‘Feria de servicios’ de la siguiente manera: Puede ser participando con su profesión (médico, enfermero, abogado, psicólogo, etc..) para guiar a las personas que requieran alguna atención especial o asesoramiento en estos temas. O también con donaciones de ropa en buen estado y ayudar con una sonrisa al momento de entregarlas, siempre conversando sobre el evangelio y el regalo que Dios tiene para todos nosotros.

El centro de operaciones será la Iglesia Puente de Vida, sin embargo, la actividad se realizará en una calle aledaña al templo. ¿Cuándo? El sábado 5 mayo desde las 13:00 hras hasta las 17:00 horas.

Apoyemos el trabajo de la Dirección Presbiterial de Jóvenes!! No te quedes fuera.

-

Boletín Informativo STP

Hermanos, necesitamos la ayuda de todos. Dejamos a disposición el Boletín Informativo de nuestro Seminario Teológico Presbiteriano con las principales actividades de este periodo.

Se estará compartiendo periódicamente los quehaceres de esta hermosa institución. Les agradecemos nos ayuden a difundirlo en sus respectivas iglesias.

¡ Que el Señor les bendiga!
-

Familias de Acogida

Puede que ya hayas escuchado el término de “Familias de Acogida” pero aún no entiendas en un 100% de qué se trata. Tal como lo dice el pastor Jonathan Muñoz, “¿Y si les dijera que con 1 de cada 10 familias evangélicas que acepten el desafío de ser familia de acogida se acabarían los niños institucionalizados en el SENAME?”.

Sin duda, todo un desafío. Queremos extender la invitación para el próximo 21 de abril de 10.00 a 13.00 hrs al Hotel Manquehue (Metro Manquehue), donde expertos y personas que han sido familia de acogida estarán dispuestos a compartir su experiencia y responder todas tus preguntas.

¡No te lo pierdas! Te puedes inscribir GRATIS en www.sbch.cl

-

Retiro “Radicalmente Cristiano”

Amados hermanos, desde la Iglesia Presbiteriana, Oasis de Redención, nos hacen llegar esta importante información: Desde el jueves 29/03 al domingo 01/04 se realizará el retiro de Semana Santa en el Albergue Municipal de Mejillones

“Caminando hacia nuestra organización, queremos consolidar en el corazón y en la mente de los hermanos el modelo bíblico como discípulos de Jesús”, nos comentan desde el norte.

El expositor será el pastor José Prado y estará trabajando en la 1 y 2 epístola de Pablo a Timoteo. El título es “Radicalmente Cristiano – Espiritualidad con principios en una sociedad sin parámetros”.

Además, habrá talleres para fortalecer nuestra identidad Reformada, Calvinista y Presbiteriana. En este retiro participarán dos familias de Iquique, una de ellas miembros de nuestra iglesia y la otra familia de adherentes.

¡Qué bendición! Acá dejamos algunas imágenes de esta hermosa comunidad en Cristo.

-

Comisión Sinodal para los 150 años de la Iglesia Presbiteriana de Chile

Ayer, 8 de marzo, en la 1ª Iglesia Presbiteriana de Santiago, la “Comisión Sinodal para los 150 años de la Iglesia Presbiteriana de Chile” comenzó sus trabajos.

En su reunión se comenzó a planificar distintos tipos de actividades para esta importante celebración. Pronto habrá más información. Desde ya, la Comisión manifiesta su intención de apoyar las actividades locales y presbiteriales que sean parte del recuerdo de estos años misión en nuestro país.

En la foto, los miembros de la Comisión: Rev. Marcone Bezerra, Rev. Jonathan Muñoz, Pbro. Elisa Molina, Pbro. Mario Aguirre y Pbro. Luis Pino.

-

Campamento El Cardal 2018

“ReinoPactoMediador”
¡Se viene el Campamento El Cardal 2018! ⛺  Faltan 11 días y aun estás a tiempo de inscribirte.

De 2 a 9 años 11 meses niños 
De 10 años pagan como adultos 

¿Te lo vas a perder?

-