Mes de la Reforma: Juan Calvino

El francés Juan Calvino tenía 8 años cuando Martín Lutero publicó las 95 Tesis en la Universidad de Wittenberg en 1517. 

A diferencia de los reformadores anteriores, Calvino enfocó su teología en encontrar puntos en común entre Lutero y Ulrico Zwinglio.

La teología de Calvino mediaba entre ambos. Estando de acuerdo con Lutero y reaccionando contra Zwinglio, Calvino argumentaba que somos salvos por la gracia a tal punto que no es posible para ningún individuo “elegir” la salvación. Más bien, a través de la gracia, Dios nos ha elegido. Lutero usó esta teología para enfatizar que es por gracia que nosotros hemos sido salvos. Calvino, sin embargo, usó esta misma idea para enfocarse en la absoluta providencia de Dios. Creó la doctrina de la doble predestinación: Dios ha elegido a algunos para la salvación y, por consiguiente, Dios también debe haber elegido a otros para la condenación.

Calvino también disentía con Lutero en el uso de la Ley. Argumentaba que el tercer uso de la Ley (la guía para nuestro comportamiento) era el uso principal de la Ley, estando así de acuerdo con el llamado de Zwinglio a la piedad radical. Argumentaba que la Ley fue presentada como un acto de gracia y, por lo tanto, el tercer uso de ésta debería ser primario. Lutero, mientras admitía un tercer uso de la Ley, enfatizó el segundo uso de la Ley (el espejo para mostrarnos nuestra propia pecaminosidad) y reconocía una distinción entre Ley y Evangelio, mientras que Calvino intentaba unir a ambos.

Finalmente, Calvino creó un punto medio entre Lutero y Zwinglio en la Eucaristía. Mientras que él respetaba el punto de vista de Lutero de la presencia real, también incorporó algunos de los argumentos de Zwinglio de que el cuerpo de Cristo resucitado está en el cielo y, por lo tanto, no puede estar presente en cuerpo en el Sacramento. Calvino creó un acuerdo, que la naturaleza humana de Cristo está a la diestra de Dios y, entonces, no puede estar en el Sacramento. Él argumentaba, sin embargo, que la naturaleza espiritual de Cristo era capaz de estar presente en ambos, en el cielo y en el Sacramento al mismo tiempo. Así, la presencia de Cristo estaba presente espiritualmente pero no corporalmente en el Sacramento. 

Calvino falleció a los 54 años, en mayo de 1564. Su cuerpo fue expuesto al público pero ante la afluencia de visitantes, los reformadores temieron ser acusados de promover la veneración de santos. Por lo que fue enterrado al día siguiente en una tumba anónima, en el Cementerio de los Reyes de Ginebra. Se desconoce la ubicación de la tumba, pero se colocó una piedra funeraria en el siglo XIX para marcar la ubicación considerada como su lugar de descanso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *