Jornada de capacitación en el Presbiterio Centro Sur

Capacitarse, aprender y buscar en el estudio de la Palabra del Señor cuál es su voluntad, son objetivos desafiantes para nuestras Iglesias.
De hecho, estos propósitos fueron los ejes que marcaron el Encuentro Anual de Iglesias del Presbiterio Centro Sur, actividad que se realizó el pasado sábado – 29 de junio- en Rancagua, siendo los hermanos del “Divino Redentor” los anfitriones.

Pero no solo fue una jornada de estudio y de datos duros. Tal como señala el Moderador del Presbiterio Centro Sur, Reverendo Christian Contador, “la instancia sirvió para conocernos más, de orar los unos por los otros, de comunicarnos, de adorar juntos al Señor”, dijo.
En el Encuentro participaron los integrantes de todos los departamentos de las Iglesias de Rancagua, San Fernando, Linares y Curicó, quienes escucharon las exposiciones de los pastores Carlos Muñoz y David Vilches,

Por la mañana fue el turno del Reverendo Carlos Muñoz, Pastor de la Iglesia “Mar de Gracia” de El Tabo, quien desarrolló el tema ” Revitalización de Iglesias”, enfatizando que el proceso de revitalización significa que la Iglesia vuelve a lo esencial, vuelve a la misión y a la predicación.

Por la tarde, y después de un merecido almuerzo fraternal, los hermanos escucharon la ponencia “Cristianismo y Liberalismo”, a cargo del Reverendo David Vilches, Pastor de la Quinta Iglesia de Santiago y Secretario de Actas del Presbiterio Centro.

Respecto a este tema, el Moderador del Presbiterio Centro Sur, señaló que fue de gran bendición para los participantes, “pues sirvió para afianzar y refrescar conceptos que como presbiterianos de la IPCH adscribimos”, señaló.

La jornada culminó con un Culto de Adoración, siendo el Reverendo Christian Contador el que exhortó la Palabra en Hebreos, capítulo 12, y en la que llamó a los hermanos a tomar decisiones considerando,  primero, a Dios y luego pensar como éstas afectan la comunión con nuestros hermanos.

Damos gracias al Señor por esta actividad, y desde ya pedimos su oración para que en cada departamento, en cada Iglesia local de este Presbiterio, la Palabra de Dios sea iluminando los corazones y decisiones de nuestros hermanos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *