“Hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios”

En julio de 2018 un incipiente grupo de hermanos, bajo la coordinación del Consistorio de la 12° Iglesia de Santiago, convocó a una reunión para informar a la comunidad sobre los avances de su labor ministerial en el Centro Penitenciario de Colina 2.

En aquella oportunidad, los asistentes conocimos de primera fuente -vía testimonios de pastores pentecostales y de hermanos que gozan hoy de libertad y que viven su proceso de re inserción tomados de la Palabra del Señor- el trabajo que los hermanos de la IPCH  desarrollaban desde agosto de 2017 en la Iglesia del Dios Viviente.del Módulo 3 con la ayuda de la Iglesia Pentecostal.

El trabajo y las necesidades que demandó Colina 2 fue solo la punta del iceberg. El Señor ha permitido que el Ministerio de Misericordia se expandiera hacia otros ámbitos -incluso a región- situación que en el corto plazo llevó a los hermanos a pensar en un plan que otorgara institucionalidad a esta iniciativa, y que en estos momentos reside en el Consistorio de la 12° Iglesia de Santiago.

Sobre la experiencia en estos nuevos campos de acción, el Ministerio de Misericordia invitó a los hermanos del Presbiterio Centro a una segunda reunión informativa el sábado pasado – 8 de junio- , precisamente para compartirnos lo que ha sido el trabajo en los nuevos ministerios que se han agregado, por la Gracia de Dios, a la labor que se comenzó en 2017 en Colina 2.

Nuevos Ministerios, Más Obreros 

La 10° Iglesia de Santiago, La Paz de Cristo, estaba llena. Antes de la hora de citación, en el templo se veían pocos asientos vacíos. Y es que cerca de los 70 asistentes estaban ávidos por conocer algo más del Ministerio de Misericordia.

El Reverendo Jonathan Muñoz V, tanto al inicio como al término de la reunión llamó a entender que las manos ya son insuficientes, que las necesidades, que son muchas, son inversamente proporcional al número de obreros, y que es necesario sumarse. Pero antes que todo es necesario reflexionar en lo que Dios nos pide en el capítulo  6 de Míqueas, versículo 8 : “hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios”, leyó el Reverendo.

En este sentir comenzaron las presentaciones en donde los hermanos a cargo tuvieron la oportunidad de explicar en qué consisten sus trabajos ministeriales, cuáles son las gratificaciones que han recibido y cuáles sus necesidades. .

En la actualidad se encuentran operando el Ministerio Carcelario, que incluye, por una parte, la visita de hermanos de la IPCH  a los internos del Módulo 3 de Colina 2 y, por otro, el apoyo espiritual y discipulado a los familiares de los internos. El Ministerio a Personas en Situación de Calle, cuyo trabajo se enfoca en primera instancia al cuadrante Barrio Lastarria- Parque Forestal. El Ministerio con Adolescentes que trabaja con jóvenes vulnerables de las comunas de Pudahuel y San Bernardo. Y el Ministerio en Centros de Rehabilitación en donde se habló de la experiencia en los centros de Machalí y Rancagua.

Junto a estas ponencias, se conoció el testimonio de rehabilitación de Daniela, Polo y Cristian, hermanos de la fe que hoy declaran abiertamente que Dios es quien ha dignificado sus vidas, que es Él quien los sacó de las drogas y libró de una adicción que los conducía únicamente a la muerte. “Ahora soy un creyente y no un oyente de la Palabra de Dios”, dice un emocionado Polo ante los asistentes.

“Yo tomé malas decisiones en mi vida. Estoy agradecida de Dios porque esto que está pasando ahora no sería posible”, dice Daniela, quien conoció al Señor estando en la cárcel”. “Él me ha mostrado su inmenso amor”, agrega.

De igual modo se presentó el  trabajo que la Segunda Iglesia de Santiago realiza en favor de sus vecinos, un trabajo que los hermanos abordaron como parte de su desarrollo como Iglesia y que los ha bendecido grandemente como congregación.

También se presentó el testimonio del gimnasio “La Jaula Bahamondes”, lugar de peleas en formato kickboxing, pero donde al final de cada clase, Manuel Bahamondes, su instructor, se toma quince minutos para reflexionar con sus alumnos la Palabra de Dios y orar.

¡ Qué edificantes son las obras del Señor !

Más obreros, más pescadores

¿Estás interesado en participar en alguno de estos ministerios? ¿Sientes que tu corazón es movido a misericordia? ¿Sientes la inquietud? ¿No pudiste ir a la reunión informativa?
Comunícate con Felipe Villarroel al 569 9844 4176 y aclara tus dudas.
Se necesitan más colaboradores en esta inmensa red de misericordia a la que el Señor ha llamado a la IPCH.

IPCH YA ESTÁ EN INSTAGRAM

SIGUENOS EN IGLESIAPRESBITERIANADECHILE

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *