Esas antiguas disciplinas espirituales

La jornada fue larga. Algo más de nueve horas juntos, reunidos en el amor de Cristo, compartiendo y afianzando lazos fraternales. Pero por sobre todo:  llevándose el desafío hasta sus hogares de leer,  reflexionar y poner en acción la Palabra de Dios teniendo como base la oración.
De esto se trató,  en definitiva, la primera reunión de los hombres del Presbiterio Centro. La cita, programada en la 1° Iglesia de Santiago, fue el punto de partida de la serie  “Piedad, Antiguas Disciplinas para Hombres de Hoy”, que el sábado 18 de mayo partió con los temas “El hombre y la lectura personal de la Biblia”, expuesto por el Reverendo Ronaldo Roque de Iglesia RED.


Y por la tarde continuó con “El hombre y la lectura familiar de la Biblia”, reflexión entregada por el Reverendo y Asesor Presbiterial del Departamento de Hombres, Pastor Vladimir Pacheco.

JORNADA DE CONVERSACIÓN 

Tras las exposiciones se conformaron grupos de conversación en donde los hermanos tuvieron la oportunidad de compartir sus puntos de vistas sobre la lectura devocional de la Biblia basada en la “Lectio Divina”; y reflexionar en torno a preguntas dirigidas y ejercicios prácticos de lectura de Salmos que buscaban incentivar la lectura personal y familiar intencionada de la Biblia.

Al finalizar la jornada se presentó una plenaria en el que cada grupo de conversación presentó sus reflexiones, conclusiones e ideas fuerzas de integrar la lectura reflexiva y devocional de la Biblia como disciplina espiritual.
En este segmento los hermanos compartieron ideas como: “Dios quiere incorporarnos a su historia redentiva”, “La lectura reflexiva de la Palabra nos permite visualizar la presencia de Dios en las pequeñas cosas que nos rodean y que igualmente, por pequeñas que sean,  son grandes milagros”.
Que el Señor sea bendiciendo a los varones de la IPCH y a sus familias.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *