Encuentro Presbiterial de Hombres

Continúa el ciclo “Piedad, Disciplinas Espirituales para Hombres de Hoy” que convoca a los varones del Presbiterio Centro a cultivar una vida espiritual centrada en la Palabra de Dios.

Si en la primera jornada, realizada el 18 de mayo, el tema central fue la “Lectio Divina”, en esta oportunidad- la del 3 de agosto- los cerca de 80 participantes que se reunieron en la 2da Iglesia de Santiago profundizaron sus conocimientos acerca de la “Oración” y el “Ayuno”.

El tema Oración estuvo a cargo del hermano Felipe Villarroel quien expuso el interés de Dios por comunicarse con su creación especial.  Dado al pecado, el hombre rompe la relación santa de comunicarse con Dios, sin embargo, el único habilitado en reestablecerla y de robustecer nuestro vínculo con Dios es Jesucristo. dijo

“La oración es una disciplina espiritual en la que debemos renunciar a nuestros propios juicios  y comenzar a entender cuál es nuestro rol en esta relación comunicativa con Dios”, señaló en su ponencia, Y agregó: “Dios es el dador de todas las bendiciones, Jesús el intercesor perfecto ante el Padre, y el Espíritu Santo el inspirador de nuestras oraciones”.

Por la tarde el turno fue del Presbítero Luis Pino quien desarrolló el tema del Ayuno. Como analogía que ayudara a los hermanos a comprender el concepto, señaló que el Ayuno es una oración fortificada.

El ayuno es una disciplina que refleja nuestra total dependencia de Dios en la que nos presentamos vulnerables, con la motivación de adorarlo y convencidos en renunciar a nuestra carnalidad”. Y enfatizó: “El ayuno no es un acto de sufrimiento, El verdadero ayuno significa adorar a Dios y fiesta para el corazón , pues con el Ayuno anhelamos el regreso de Cristo y decimos abiertamente “…sí, ven. Señor Jesús”.

Al término de cada exposición, los hermanos se dividieron en grupos de conversación en el que dialogaron acerca de las motivaciones que los mueven al momento de orar y ayunar, y también fueron desafiados a comprometerse a planificar una agenda de ayuno y oración.

 

¿Cómo se cerrará el presente año? Pues, pongan atención.
La siguiente, y última Reunión Presbiterial,  será en La Granja los días 18, 19 y 20 de octubre. Así es que bloquee su agenda personal desde ya para poder participar de esta instancia de estudio de la Palabra, crecimiento y fortalecimiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *