Cuéntame tu historia

Día del Patrimonio 2019. La Primera Iglesia de Valparaíso abrió sus puertas el domingo 26 de mayo desde las 12:30 a 17:00 horas.

La Primera Iglesia de Valparaíso y  la Iglesia “San Pablo” de Curicó  se sumaron al circuito de edificios “a puertas abiertas”, en el marco de la celebración del Patrimonio Cultural, festividad que este 2019 cumplió veinte años.

Y no solo estas congregaciones abrieron su puertas a la comunidad el domingo 26 de mayo, sino que también los hermanos se prepararon para recibir a los visitantes y contarles una historia que habla de una memoria histórica, de un aporte patrimonial en sus contextos urbanos; pero por sobre todo de nuestra identidad como IPCH.

DÍA DEL PATRIMONIO EN CURICÓ 

El Templo “San Pablo” data de 1922 y es la Iglesia evangélica más antigua de la ciudad. Hasta allí llegaron Patricia y Damián -matrimonio- interesados por conocer el aporte de ese edificio antiguo que siempre veían en su tránsito al centro de la ciudad.

“Ellos se llevaron una grata impresión de la IPCH”, comenta Elisa Molina, Secretaria Ejecutiva del Presbiterio Centro Sur.   Y agregó: “Les llamó positivamente la atención que la membresía participe en la elección de sus gobernantes. Y lo más relevante, nos preguntaron cuáles eran nuestras creencias y en qué nos diferenciamos del resto de las denominaciones evangélicas”.

DÍA DEL PATRIMONIO EN VALPARAÍSO

Como bien sabemos la Primera de Valparaíso este año cumple 150 años y dentro de las iniciativas para celebrar este hito, la Comisión 150 años de la IPV decidió inscribirse en la ruta de edificios patrimoniales. Y razones tenían pues el Templo- construído entre 1871 y 1888-  fue declarado Monumento Histórico el 20 de mayo de 2003.

“El número de asistentes sobrepasó nuestras expectativas.y estamos agradecidos del Señor porque tuvimos la oportunidad de contar nuestra historia, que también es la de Valparaíso”, señaló  Nicolás Abarca, Presidente de la Comisión 150 Años de la IPV. “Cuando presentamos el Proyecto a la Dibam declaramos una expectativa de 120 visitantes. Nos visitaron 560 personas entre chilenos y extranjeros”. 

Durante la explicación sobre el púlpito, presbiterio y lectorario se hizo interpretación en Lengua de Señas.

Con un recorrido integrado por 10 estaciones y 10 guías, miembros de la IPV,  los visitantes conocieron los aspectos formales del edificio , como su estilo (neogótico), su ornamentación, su sistema de calefacción, el órgano Foster and Andrews, características del techo, entre otros aspectos.

Sin embargo, esta historia la hacen las personas y especial mención tuvo en esta historia los presbiterianos, que asistían a esta Iglesia en el siglo XIX, y que influyeron en el ámbito político y social de la ciudad y del país, entre ellos David Trumbull.

“Lo que nos llamó mucho la atención es que la gente estaba muy interesada en conocernos, de saber qué profesamos, qué es lo que nos identifica como presbiterianos. Nuestras respuestas se argumentaban precisamente en nuestra doctrina y cómo esta se refleja en la arquitectura del Templo. Esto que no hayan imágenes ni objetos que interfieran nuestra adoración llamó mucho la atención de los visitantes”, dice Nicolás Abarca.

En la estación final los visitantes subieron al segundo piso sobre el templo, donde estuvo el coro y hoy se ubican los vitrales con las cruces hugonotes

Damos gracias al Señor por las iniciativas de nuestros hermanos de Valparaíso y Curicó por abrir sus puertas a la comunidad y dar a conocer nuestra identidad. Estamos confiados en Dios que esta actividad, de alto valor pedagógico, ha servido para profundizar aún más su identidad como presbiterianos de la IPCH.

BÚSCANOS EN INSTAGRAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *