Campamentos de Verano 2020

Con “Somos lo que Amamos” los Retiros del Presbiterio Centro en La Granja llegaron a su fin. Habrá que esperar doce meses más para volver a dar gracias infinitas al Señor por cómo Él gobernó soberanamente sobre las planificaciones de cada uno de los departamentos y por cómo Él se manifestó, en consecuencia,  en la vida de niños, intermedios, jóvenes, mujeres y líderes.

Compartimos con ustedes la evaluación de sus directores, asesores pastorales y asistentes.

SOY DE OTRO reino
retiro de niños

Cerca de 115 niños se adentraron en la historia de la Redención de nuestro Dios. A través de relatos, dramatizaciones, imágenes y una gran línea del tiempo instalada en el comedor de La Granja, los niños fueron comprendiendo paso a paso el Plan Redentor. La evaluación sobre esta actividad la tenemos de parte de Luz Guerra Directora Presbiterial de Niños.

“Podemos destacar el ambiente colaborativo que se dio entre los líderes. También el tener a la Biblia al centro en las distintas aplicaciones con las que interactuaron los niños. La explicación y presentación progresiva del Plan Redentor fue muy clara gracias al Espíritu Santo, y los niños demostraron día a día ir comprendiendo sus distintos elementos”, dijo

“MUJER, REFLEJA A CRISTO”
RETIRO DE MUJERES

¿Con qué herramientas enfrentar los desafíos que el mundo impone hoy a la mujer cristiana? Fue el tema central que cruzó a todas las actividades que el Departamento Presbiterial de Mujeres desarrolló durante el 2019 y que en el Retiro de Verano concluyó en grandes desafíos para ellas.

“Se dio una instancia valiosa en estos Encuentros, señala el Asesor Pastoral Reverendo Guido Benavides, porque ellas fueron capacitándose, bíblicamente, en cómo abordar el cristianismo en el día a día en temas tan complejos como la violencia intrafamiliar, o el rol de la mujer en el mundo. Desde esta perspectiva se cumplieron ampliamente los objetivos; sin embargo, hay elementos por mejorar y que se introducirán, Dios mediante, este año.

El Retiro de Verano fue desafiante nos cuenta la hermana Julia Lira. “Fue un retiro muy inspirador y que a través del estudio de la Palabra del Señor nos llevó a reflexionar y más que reflexionar a tomar un compromiso serio con el Señor de “Reflejar que somos hijas del Señor en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos”.

“Cultivando Nuestros Dones, Dios en Acción”
Retiro de intermedios

Cinco días en donde la idea del don, el servicio y la Iglesia – en donde se desarrolla el don- fueron progresando. Ideas que se complementaron y contextualizaron con la participación de los Intermedios en los talleres (a elección) de Predicación, Liturgia, Mayordomía y Medio Ambiente, Alabanza, Comunicación y Medios; junto a sesiones nocturnas de Lectio Divina.
” El equipo asesor evaluamos este Campamento como desafiante por cuanto la temática de los dones versus el talento, el servicio versus el trabajo, así lo exige, evalúa Felipe Villarroel, Director Presbiterial de Intermedios.
Y continúa: “El don es un regalo de Dios para edificar su Iglesia, pero también significa que ese servicio en algún momento de la vida del cristiano debe salir de los límites de la Iglesia y volcarse al mundo; y éste es el desafío, que los intermedios vieran en este Retiro – que fue más práctico que teórico-  que tienen una misión basada en los dones que Dios les ha regalado”.

 “Somos lo que Amamos”
retiro de jóvenes 

 

La programación estuvo orientada a reflexionar sobre los amores que cultiva el corazón. El corazón como una fábrica de sentimientos y vanidades, que representa la intelectualidad y la voluntad, refleja, en definitiva, los hábitos, intereses y conductas del ser humano en sus esferas sociales y culturales.

Al respecto Luis Pino, Director Presbiterial, señaló: “La narrativa se centró en que todo lo que hacemos es espiritual y es porque tiene su raíz en lo que amamos”.
Y agrega : “Los jóvenes tuvieron una buena recepción, y reacción, a los temas por cuanto se vincularon, en este caso, a las esferas de la sexualidad, la justicia, la familia y la ecología. Se dieron momentos de gran bendición por cuanto la exigencia de estos temas implicaba aterrizarlos con disciplinas espirituales, que es el hábito de un corazón que ama y busca a Dios. Te diría que este Retiro fue un encuentro de adoración y capacitación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *