10° Iglesia de Santiago celebra su sexto aniversario

“La Paz de Cristo” estuvo de cumpleaños y lo celebró con un Culto de Acción de gracias a la que asistieron miembros, adherentes y oficiales representantes de iglesias Uno, Puente de Vida, Príncipe de Paz, Huasco Bajo, la congregación Vida en Cristo de Recoleta y San Esteban, su iglesia madre.

Para celebrar este nuevo aniversario se invitó a predicar al pastor Eduardo Tapia Muñoz de la Iglesia “Jesús Luz del Mundo” de la La Serena, quien en su etapa de alumno seminarista del Seminario Teológico Presbiteriano trabajó en los tiempos en que la “La Paz de Cristo” era una avanzada.

Como señaló en la reseña histórica la hermana diácono Julia Lira M desde 2004 al 23 de junio de 2012 -fecha de su constitución como Iglesia-, ” por este lugar pasaron muchas personas y hermanos que nos brindaron su apoyo, tiempo y pusieron a disposición de esta congregación sus dones”. Y agregó: “En este nuevo aniversario continuamos agradecidos del Señor, toda la gloria y alabanza sea solo para Él”.

En tanto,  el pastor Eduardo Tapia M en su predicación del libro de Hechos capítulo 2 llamó a la congregación a seguir unánimes como cuerpo y seguir únicamente a Cristo. “Su responsabilidad como Iglesia del Señor es predicar la cruz de Cristo, nunca dejen de predicar el evangelio de Jesucristo”, enfatizó.

Nuevos miembroS

Catalina Rojas Sepúlveda (izquierda) y Ana Matilde Hermosilla García durante la recepción de miembros.

Junto con celebrar su sexto aniversario, La Paz de Cristo y los hermanos que asistieron al Culto de adoración fueron testigos de la recepción de miembros de Catalina Rojas Sepúlveda y Ana Matilde Hermosilla García.

El reverendo Manuel Covarrubias Bravo, presidente del Consistorio de La Paz de Cristo”, señaló a la congregación y a los nuevos miembros que “llegar a conocer al Señor es el privilegio más grande que puede recibir un hombre y una mujer”. Acto seguido invitó al Consistorio a imponer las manos sobre las hermanas que se adhieren a la iglesia del Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *